Esta carta no tiene virus

Hola, me llamo Céline.
Sí, lo sé, puede resultar un nombre extraño en este país. Resulta que soy belga de origen, pero llevo toda la vida aquí. Madrid me ha arropado y adoptado. Nunca me he sentido sola en esta ciudad. Entiendo que tú igual ahora sí que sientes esa soledad, pero me gustaría que, por un instante aunque sea, veas que no es el caso. Madrid está contigo, y eso me incluye. Esta mierda la vamos a superar unidos.
Piensa en lo que harás cuando salgas del hospital, porque saldrás. Piensa que todos los abrazos y los besos no caducan; estarán a tu vuelta. Piensa que esto nos va a cambiar, pero solo nos hará más fuertes. Piensa que por mucho que cambien las cosas, las personas que tienes a tu alrededor seguirán ahí, apoyándote y queriéndote incondicionalmente.
Piensa en todo lo bueno que te haya pasado a lo largo de tu vida, en todo el amor que hayas recibido. No tengas miedo si notas que te cuesta; es difícil ver lo bueno de las cosas en estos momentos. Pero sigue buscando, está ahí. Encuentra esos momentos que te hacen sonreír y vuelve a vivirlos. El amor está en todas partes, tiene muchas formas y lo has vivido seguro. Refúgiate ahí. Y recuerda que cuando salgas, lo volverás a sentir, incluso más fuerte.
Se me puede considerar una romántica, pienso que el amor puede con todo. Hay muchos tipos de amor y uno de ellos es el que te envío hoy. Un amor al cual le puedes dar la forma que quieras y necesites. Al ser incondicional, tienes esa libertad.
Mucho ánimo. Sé fuerte. Lucha. Tú puedes. Estamos contigo.

One Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *